Fósiles y archivos ¿Cuerpos de imágenes o imágenes de un cuerpo en constante movimiento?

Presentamos una charla a cargo de Albertina Carri en el marco del programa Encuentro con Artistas que presentamos junto con el Laboratorio de cine FAC.
¿Cómo devolver a los fósiles su carácter fantasmal de un tiempo que aún no fue, o de cómo el archivo se volvió la obsesión de una época que arraigada en el yo criminaliza el olvido antes que volverse de cara al acto de recordar, al acto mismo de decir yo?

Siguiendo las huellas de Foucalt y de Agamben, lo que nos interesa del archivo no es la lógica historicista “que cataloga las huellas de lo ya dicho“1 porque en lo no dicho se guarda un (otro) archivo de las formas de vida que no fueron, o de aquellas que si fueron en la invisibilidad de un registro.

Así como tampoco estamos a la búsqueda de un tiempo perdido a través de “la babélica biblioteca que recoge el polvo de los enunciados“2. Porque la pérdida deja marcas sobre ese (otro) archivo que es el cuerpo develado, y devenido en su propio tiempo, como archivo de un tiempo futuro, como enunciado de lo perdido.

Lo que nos importa (la búsqueda) del archivo es entonces su perpesctiva de lo viviente -“el margen oscuro que circunda y delimita cada toma de palabra“3-. Si todo texto (audiovisual) es una figuración de lo viviente, el gesto de la vida se muestra en el acto de poner en escena el archivo, de quitarle el polvo que guarda en estantes catalogados según categorías que develan jerarquías –a las que nosotros estamos disupuestos a destruir desemplovando latas de fílmicos, haciendo de las imágenes un coro polisémico, desechando la idea de depósito de lo ya dicho-. El actio imanes es la figuración de una crítica a una cultura organizada alrededor de una masa que cree enunciar nuevas imágenes, según prácticas, gestos y subjetividades, que en el acto de olvidar alcanza la plenitud de los síntomas de archivo.

1,2 y 3 : Agamben, Giorgio. Lo que queda de Auschwitz. El archivo y el testigo (Homo Sacer III). Valencia, Pre-textos, 2000, pág. 150

 

Albertina Carri

Directora, productora y guionista de cine. Sus largometrajes se han exhibido en los festivales de Cannes, Berlín, Toronto, Buenos Aires, Locarno y Rotterdam, entre otros. Y se han estrenado en salas en Argentina, Madrid, Londres, París, Atenas, Australia, Chicago, Los Ángeles y New York. Albertina Carri se caracteriza por su versatilidad y constante investigación en distintos géneros. Ha explorado tanto el policial negro como el documental – en su límite con la ficción –, el melodrama pornográfico o el drama familiar, utilizando técnicas que van del scratching a la ficción, pasando por el found footage, la animación, el documental de observación y el porno político.

Nació en Buenos Aires en 1973, donde actualmente vive y trabaja. Fue la directora artística de Asterisco, Festival Internacional de Cine lgbtiq de Argentina, durante sus tres primeras ediciones. A lo largo de su carrera realizó varios cortometrajes, telefilms, series de tv, videoinstalaciones y cinco largometrajes: No quiero volver a casa (2000), Los Rubios (2003), Géminis (2005), La Rabia (2008) y Cuatreros (2016).

Los rubios la destacó entre los mejores directores de su generación. Esta obra, que desafió los discursos dominantes sobre la dictadura más sangrienta de la historia argentina y la figura de los desaparecidos, marcó un antes y un después en el modo de filmar y reflexionar sobre la memoria y sus representaciones.

En Cuatreros, su último largometraje hasta la fecha, Albertina Carri vuelve a indagar en la memoria histórica y personal poniendo en escena retazos de archivos fílmicos y cuestionando a través de las imágenes del pasado y una potente voz en off, la herencia de violencia que la Argentina carga en presente. Actualmente se encuentra terminando su próximo largometraje, Las hijas del fuego.

imdb.com/nm0140337

cinenacional.com/albertina-carri

http://albertinacarri.com/